Atribución de VALOR social de los DERECHOS de autor

Uno de los grandes retos a los que se enfrenta la Era de la Informática y la Comunicación en la que vivimos es la protección y gestión de los derechos de autor que necesitan, sobre todo, las creaciones que navegan por los sistemas digitales de nuestro mundo. Si lo observamos desde fuera, nos parece una total contradicción el hecho de que el soporte digital nos permita una amplia difusión y una ilimitada reproductibilidad, pero que, sin embargo, sean estas ventajas las principales causantes de la piratería, la reproducción ilegal y las que están asfixiando cada vez más la propiedad intelectual sin control alguno. ¿Podría llegar incluso a desaparecer?

Hoy en día, basta un solo click y toda la información que desees está al alcance de tu pantalla. Desde la descarga de artículos, películas, vídeos o cualquier archivo que se nos ocurra, hasta la lectura de libros, revistas o periódicos disponibles en la red. Pero, ¿quién está detrás de todo este repertorio infinito de informaciones? A pesar de la comodidad tanto de accesibilidad a cualquier material que se desee como de reducción del gasto económico, hemos de pensar que esta enorme colección de archivos supone el trabajo y esfuerzo de una persona o grupo de personas que esperan una remuneración por dicha tarea. Viven de ello, no quieren malvivir de ello. Por tanto, la necesidad de encontrar la manera, en forma de negocio eficaz, que proteja las creaciones y asegure la pervivencia de un colectivo profesionalizado de autores pero que a su vez permita aprovechar al máximo las posibilidades de las tecnologías que indiscutiblemente forman parte de nuestra vida diaria es una necesidad imperante.

Se escribe y se lee más que nunca, aunque qué se escribe y qué se lee es otra cosa. Gran parte de los usuarios navegan por la red, realizan publicaciones y permiten que cualquiera pueda consultarlas de manera gratuita y sin necesidad de darle ningún tipo de datos. Muchas de ellos, yo personalmente me incluía en este grupo hasta hace muy poco, desconocen totalmente qué son las Creative Commons y cómo poner sus obras bajo este tipo de licencias puede ayudarles, pues posibilitan al autor otorgar permiso a sus lectores para compartir y usar sus obras pero bajo los términos y condiciones que él mismo escoja dentro de estas seis combinaciones:

 Dibujo

Otra parte de los usuarios, conocedores de estas licencias, ya sean particulares o estemos hablando de grandes editoriales u organismos, además de advertir previamente una serie de condiciones del producto en cuestión, incorporan mecanismos como la necesidad de registrarse o el pago por la lectura total de los contenidos que limitan el uso que cualquier usuario puede hacer con sus obras.

Existen estos y otras muchas medidas informáticas para intentar luchar contra la piratería que se ha convertido en nuestro país en un fenómeno social; sin embargo, dos son las dificultades, según mi humilde opinión, a los que se enfrenta este intento de defensa y protección de la propiedad intelectual en el mundo digital:

En primer lugar, el problema del desconocimiento generalizado del delito que supone ignorar la presencia de los derechos de autoría digitales, sumado a la “facilidad” que supone violarlos. La tecnología avanza y mejora día a día, y con ella se desarrollan miles de programas o aplicaciones que, con un amplio conocimiento informático, pueden superar todas estas barreras de seguridad con las que se intenta proteger los materiales digitales, accediendo y actuando así de manera ilegal ante los derechos morales y económicos e ignorando totalmente de los derechos de autor.

En segundo lugar, la gran traba que supone el sistema de Gobierno de España. Aluden constantemente al respeto de la propiedad intelectual y los derechos de autor , y promulgan leyes, o pretenden promulgar, que sancionen a aquellos que incumplan las normativas vigentes. Sin embargo, son justo sus recortes en cultura los que vulneran a gran escala los derechos de las actividades creativas. ¿Por qué han aumentado considerablemente los precios de los libros, discos o entradas de cine o de conciertos? Por la falta de inversiones públicas. Nuestros impuestos van directos a las carteras de altos mandatarios o a entidades bancarias, las ayudas destinadas al ámbito cultural y académico están por los suelos, y, no,  nadie trabaja gratis, toda persona espera una remuneración por su trabajo, sea artista, escritor o la persona que recoge las hojas que caen del chopo del parque por el que pasamos todos los días, todas ellas profesiones más que necesarias en nuestra sociedad.

 aaaaa3

Sin recibir el apoyo necesario, estos sectores de la cultura no tienen más remedio que subir el importe de los productos que lanzan al mercado con el fin de obtener algún beneficio, pero ¿a qué precio? (y nunca mejor dicho). Al precio de ver sus obras circulando, mayoritariamente, de manera ilegal por la red en plataformas de descarga que cuestan al consumidor el precio de una tarifa de ADSL.

Y así, con esta pescadilla que se muerde la cola y unos políticos que muerden a su pueblo es imposible garantizar ningún tipo de derecho, ni de autor ni de ningún tipo de persona. La utopía que todos deseamos sería proporcionar una protección legal a la inversión en esfuerzo creativo de los autores, de manera que se respetasen los derechos de autor y esto contribuyese a la creación de un ambiente cultural que permitiese una gran oferta donde los más beneficiados serían tanto los consumidores como la sociedad en su conjunto.

Pero no hablamos de utopías sino de dinero, de negocios. Y en ellos parece que una cultura al alcance de todos, sin barreras y no sometida a los vaivenes del mercado no tiene lugar. O no quieren que lo tenga.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s